Déjenos sus datos y en breve nos pondremos en contacto con usted
He leído el aviso de privacidad y acepto los términos y condiciones.
NADRO: Historia de las Droguerías en México
En NADRO sabemos la importancia que tiene la industria farmacéutica en México, gracias a ella, se le ha podido brindar salud a todo México desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, la historia de las primeras droguerías en América se remonta a la época virreinal cuando se estableció una cédula conocida como protomedicato el cual empezó a otorgar licencias a médicos, cirujanos y boticarios. Posteriormente, durante 1600 el convento de Santa Clara fungía como una botica convencional, ya que, las monjas les brindaban medicamentos sin costo para las personas sin recursos. No obstante, el permiso para edificar droguerías se dió hasta 1650. Gracias a ello, en 1655 se fundó la primer droguería en México ubicada en el Hospital Real de Naturales (HRN), en la cual se brindaba atención médica a la población indígena. Esto sucedió por los problemas de venta y abastecimiento de medicinas entre boticarios y hospitales. Desde ese momento, los botánicos empezaron a formar parte del hospital. Posteriormente, en 1844 surgió el término de salud pública y con él, la industria farmaceútica. Fue en 1943 cuando Don Eustaquio Escandón Galindo y un grupo de empresarios fundaron Nacional de Drogas (NADRO) con el fin de brindar un servicio de logística de suministro farmacéutico. Actualmente, en las oficinas centrales de NADRO se conserva la botica original de Nacional de Drogas como parte de la historia de la farmacéutica en México.