Conoce
nuestro Blog

Diferencia entre un producto farmacéutico genérico y uno de patente | NADRO

Para NADRO, es de gran importancia la logística de suministro farmacéutico para que las familias mexicanas que habitan en la ciudad y en sus alrededores tengan acceso a los productos farmacéuticos de la más alta calidad, al igual que productos de belleza e higiene personal. Una de las dudas que surgen cuando un miembro de nuestra familia sufre de un padecimiento es qué tipo de producto farmacéutico elegir; ¿Patente o Genérico? Para que tu decisión sea la correcta, en NADRO, te mostraremos las diferencias de cada uno de ellos.

NADRO explica qué es un producto farmacéutico genérico

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los productos farmacéuticos genéricos son aquellos que se comercializan bajo la denominación del principio activo que incorpora, siendo bioequivalente a la marca original, es decir, igual en composición y forma farmacéutica. En México la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) se encarga de la regulación de todos los fármacos. Para que un medicamento genérico sea aprobado tiene que demostrar que es igual al patente. Esto se realiza por medio de una serie de estudios como; estudios de bioequivalencia, exenciones y pruebas invitro.  Este tipo de productos se pueden reconocer porque en su envase no cuenta con un nombre comercial, sino el nombre de su principio activo.

¿Qué es un producto farmacéutico de patente?

A diferencia del genérico, un producto farmacéutico de patente es aquel que ha pasado por una serie de estudios en un laboratorio con la intención de sanar un padecimiento en específico. Este tiene un cierto periodo de duración y el fabricante tiene la exclusividad del medicamento con el fin de recuperar su inversión. Por ello, los fármacos de patente cuentan con nombres que los caracterizan.

¿Cuál es la diferencia entre un producto farmacéutico genérico y uno de patente?

Los productos farmacéuticos genéricos y de patente son iguales en eficacia, seguridad y calidad, ya que contienen la misma dosis y formula. La única diferencia entre genéricos y los de patente, radica en el precio debido a que uno es más accesible que el otro, sin embargo, no hay de qué preocuparse ya que ambos funcionan de la misma forma.  Ahora que ya conoces las diferencias entre ambos producto farmacéutico, decide el que se adapte mejor a tus necesidades. Visita la página de NADRO y encuentra más post como este, recuerda que la salud de todos los mexicanos es lo primordial para nosotros.

Compartir nota en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Notas relacionadas

Los inicios de esta empresa se instauraron en octubre de 1943, NADRO inició su historia en el centro histórico de la Ciudad de México, su fundador Don

En NADRO, sus colaboradores son un eslabón importante porque en la empresa son conscientes de que “el verdadero valor de toda empresa no consiste en su potencial

#SaludNadro

Síguenos en nuestras redes sociales