Conoce
nuestro Blog

Consejos y productos ideales para el cuidado de las heridas en la piel

curitas-leukoplast

Las heridas en la piel son distintas y pueden llegar a tener diferentes consecuencias, por lo que en este artículo te invitamos a informarte acerca cómo cuidarlas apropiadamente para evitar daños a la salud como infecciones comunes.

El daño en la piel causada por una rasgadura o corte accidental, una abertura necesaria (operación quirúrgica) o la presencia de llagas o úlceras, representan lo que comúnmente se conocen como heridas, una falta de protección en el cuerpo causada por la falta y lesiones en la dermis.

La mayoría de las heridas suelen ser superficiales, y solo basta con mantener el área limpia y seguir los cuidados de higiene normales o los indicados por un profesional de la salud.

Hay varios tipos de heridas que se caracterizan por su naturaleza, tamaño o profundidad, por lo que se han clasificado en cuatro tipos:

Menores

Rozaduras, cortes pequeños que se curan por sí solos. Cuando se trata de heridas cotidianas como lo pueden ser pequeños cortes, raspones o rozaduras Leukoplast® es el mejor aliado para protegerlas y tratarlas gracias a sus productos de excelente calidad y con estándares profesionales como son:

  • Leukoplast® Curas Resistentes al Agua. Venditas plásticas autoadhesivas de color piel, impermeables, y recubiertas por un lado con adhesivo que contiene caucho natural y un apósito no tejido absorbente (almohadilla) que ayuda a prevenir la infección en la herida.
  • Leukoplast® Curas Resistentes al Agua transparentes. Venditas plásticas autoadhesivas, impermeables y transparentes, recubiertas por un lado con adhesivo que contiene caucho natural y un apósito no tejido absorbente (almohadilla) que ayuda a prevenir la infección en la herida. Cuentan con una película extra-fina, transparente y flexible.
  • Leukoplast® Curas Elásticas. Venditas de tela elástica color piel con adhesivo amigable con la piel y recubiertas por un lado con adhesivo libre de látex y un apósito no tejido absorbente (almohadilla). Transpirable, elástica y confortable, permite la movilidad.

Lesiones

Causadas por factores externos como fuego o golpes.

Quirúrgica

Causadas por cirugías, varían en tamaño, posición y profundidad.

Crónica

Causadas por condiciones médicas como úlceras o llagas.

Para esta última clasificación que involucra heridas más complejas, existe una serie de productos esenciales para las necesidades diarias de los hospitales, centros de salud y el hogar. Te invitamos a conocer la amplia gama de soluciones terapéuticas de Leukoplast® incluye:

a) Fijación: Con una alta resistencia a la tensión y un material transpirable que repele la suciedad y la humedad, Leukoplast® cubre todos los requisitos rutinarios para una fijación adhesiva eficaz de apósitos primarios, sondas o catéteres con productos como:

b) Apósitos: Los apósitos de primeros auxilios, quirúrgicos, de manejo de heridas y estériles de alta calidad están diseñados para una amplia gama de necesidades de los pacientes y brindan una excelente tolerancia de la piel y una barrera eficaz contra la contaminación y la infección secundaria:

  • Leukoplast® Curas Resistentes al Agua color piel
  • Leukoplast® Curas Resistentes al Agua transparentes
  • Leukoplast® Curas Elásticas

¿Cuándo acudir al médico por una herida?

Cada herida es diferente y un mal tratamiento puede resultar contraproducente e incluso tener complicaciones, por eso en los siguientes casos o cuando no estés seguro del tratamiento correcto, lo mejor es visitar al doctor para recibir ayuda profesional.

Si las heridas:

  • Muestran signos de infección (enrojecimiento, calor, hinchazón, dolor, o pérdida de la función de esa parte del cuerpo).
  • Tienen suciedad o escombros que no se pueden retirar.
  • Son más grandes que la mitad de la palma de la mano.
  • Están en la cara, ojos o genitales.
  • Tienen un objeto incrustado.
  • Son sangrantes y el sangrado no se detiene.
  • Necesitan puntos de sutura.
  • Parecen muy profundas o no es posible determinar su profundidad.
  • Empeoran durante el tratamiento o se produce una reacción alérgica.
  • Van acompañadas de una fractura del hueso.
  • Presentan daños en los músculos, tendones, tejido óseo o capas profundas de la piel.

Si las cortadas:

  • Fueron causadas por un cuchillo o herramienta contaminada.

Si la quemadura:

  • No duele (generalmente es un signo de daño profundo en los tejidos).
  • Su tamaño es mayor al de una moneda grande.
  • Si el paciente es un bebé o una persona mayor.
  • Es causada por una sustancia química o una descarga eléctrica.

Si la herida por mordedura:

  • Es muy dolorosa y el dolor se agrava o el paciente tiene fiebre, dolor de cabeza, náuseas o vómitos.
  • Es causada por un animal venenoso, como una araña o una serpiente.
  • Es causada por un humano o un perro (se recomienda recetar
  • antibióticos o administrar una vacuna contra el tétanos).

Si la ampolla:

  • Ha surgido espontáneamente sin fricción.

Como puedes ver, una herida puede causar más que una molestia y en NADRO te invitamos a no dejar tu salud en manos de la automedicación, por lo que te invitamos a recibir orientación médica bajo cualquier circunstancia donde se produzca una herida o lesión para llevar a cabo la mejor curación y procedimiento.

 

 

Compartir nota en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Notas relacionadas

Los inicios de esta empresa se instauraron en octubre de 1943, NADRO inició su historia en el centro histórico de la Ciudad de México, su fundador Don

En NADRO, sus colaboradores son un eslabón importante porque en la empresa son conscientes de que “el verdadero valor de toda empresa no consiste en su potencial

#SaludNadro

Síguenos en nuestras redes sociales