Conoce
nuestro Blog

Ejercicio y alimentación balanceada: una buena combinación

¿Puedes imaginar una mejor combinación para conseguir el equilibrio que siempre has buscado? En este artículo sabrás los beneficios que el ejercicio físico y una alimentación balanceada pueden traer a tu vida, así como la mejor manera de hacer un plan que se ajuste a las necesidades y características de tu organismo.

Vivimos en una realidad que difícilmente se asocia con buenos hábitos. Inmersos en dispositivos electrónicos, redes sociales y comida rápida, las personas eligen estas opciones e impulsan el sedentarismo como parte de su rutina diaria.

No obstante, y más allá del factor estético, este comportamiento desata un aumento de enfermedades como obesidad mórbida, problemas en la presión arterial, diabetes, diversos tipos de cáncer, gota, caries y disminución de respuesta al sistema inmunológico.

Por lo consiguiente, cada vez más organizaciones y autoridades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsan programas informativos acerca de la importancia de contar con una dieta balanceada y equilibrada, así como el deber de cada persona de mantenerse en movimiento por lo menos 30 minutos diarios.

Ejercicio y alimentación: la clave de la salud

No cabe duda de que estos dos elementos no pueden quedar fuera de la ecuación del bienestar de las personas, puesto que el organismo necesita disponer de nutrientes y vitaminas necesarias para lograr un funcionamiento óptimo y disminuir las probabilidades de desarrollar enfermedades y daños a la salud.

Toma nota, aquí te damos unos consejos para hacer de estas dos actividades las mejores aliadas para mejorar tu estilo de vida desde el día uno:

No dejes de mantenerte en movimiento.

Más allá de las exigencias laborales y escolares que exigen mucho tiempo detrás de los aparatos tecnológicos, ordena tu día para realizar una actividad que te guste.

  • Puedes realizar caminatas de una hora diaria para evitar subir de tu peso ideal y mejorar tu circulación.
  • Si tu meta es aumentar tu musculatura y bajar de peso, asistir al gimnasio o practicar un deporte es una excelente opción. Elige la que más sea de tu agrado, de esta manera no lo verás como un sacrificio, sino como un pasatiempo agradable y que formará parte de tu vida.
  • Si buscas una actividad que también te ayude a lograr un equilibrio emocional, el Yoga puede ser lo que estás buscando. Se trata de una actividad que, además de mantenerte en forma, incentiva la meditación en las personas.

Adicionalmente, te recomendamos ser constante y no exigir a tu cuerpo más de lo que puede brindar, así como encontrar el mejor espacio para realizar tu activación física y que no interfiera con tu descanso.

Por otro lado, ten en cuenta que para ver resultados más rápidamente y obtener los nutrientes y energía que necesitas para tus ejercicios, una buena alimentación balanceada es indispensable:

  • Distribuye tus alimentos por cantidades, de las cuales las verduras y frutas deben formar un total del 50%. No dejes fuera las legumbres, cereales, lácteos, carnes, huevos y cereales fuera de tu dieta, las cuales te ayudarán a obtener vitaminas, minerales y grasas benéficas que tu cuerpo necesita.
  • Disminuye el consumo de azúcares y productos procesados como refrescos y dulces, ya que suelen ser los principales precursores de excesos calóricos y enfermedades anteriormente mencionadas.
  • ¿Cuánta agua tomas al día? Recuerda que al menos debes ingerir dos litros de agua diariamente ya que, combinada con una alimentación saludable, el agua agiliza el proceso metabólico, regula la temperatura corporal, ayuda a transportar oxígeno en la sangre y mantiene la lubricación de los músculos y huesos.

¿Estás listo para llevar a cabo estos pequeños cambios y sentirte más pleno y saludable? Comienza ahora y prepárate para alcanzar el bienestar que tu cuerpo necesita.

No olvides seguirnos en redes sociales, ya que siempre compartimos consejos de salud, alimentación y cuidado personal.

Compartir nota en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Notas relacionadas

Los inicios de esta empresa se instauraron en octubre de 1943, NADRO inició su historia en el centro histórico de la Ciudad de México, su fundador Don

En NADRO, sus colaboradores son un eslabón importante porque en la empresa son conscientes de que “el verdadero valor de toda empresa no consiste en su potencial

#SaludNadro

Síguenos en nuestras redes sociales