Conoce
nuestro Blog

Incontinencia en la mujer: definición y cuidado personal

¿Sabías que la incontinencia urinaria es más frecuente en las mujeres que en los hombres? Es hora de despejar tus dudas, descubre todo acerca de este síntoma y los productos dedicados a quienes lo presentan

La incontinencia aún está rodeada por controversia y tabúes sociales, lo que puede llegar a dificultar la difusión de información.

Llegó el momento de hablar abiertamente de este tabú que afecta a un gran número de personas, de esta manera contribuimos a su conocimiento y al manejo adecuado a nivel personal.

Incontinencia: qué es y de qué tipos hay

¿Sabías que la incontinencia no es una enfermedad, sino un síntoma que puede ser temporal o permanente?

La incontinencia es la pérdida involuntaria de la orina que puede ir desde goteos ligeros hasta descargas de vejiga completa. La incontinencia ligera va de los 70 a los 800 ml, la moderada hasta 1800 ml y la abundante hasta 2600 ml.

Este síntoma generalmente ocurre debido a varios factores como pueden ser el debilitamiento de los músculos pélvicos, enfermedades de próstata, diabetes, hipertensión, entre muchos otros.

Tan solo en México se prevé que una de cada cuatro mujeres al igual que uno de cada ocho hombres tiene incontinencia, lo que hace que este síntoma sea mucho más común que tener diabetes o presión elevada.

Existen cuatro tipos de incontinencia:

    • Esfuerzo: Ocurre cuando se realiza algún esfuerzo que presione la vejiga como lo es toser, estornudar, reír o cargar objetos pesados.
    • Urgencia. En este caso no se tiene la capacidad de retener la orina el tiempo suficiente para llegar al sanitario.
    • Mixta: Cuando se presenta tanto por esfuerzo como por urgencia
    • Rebosamiento: Se presenta cuando la producción de orina es mayor a la capacidad de retención de la vejiga.

De manera errónea se cree que la incontinencia únicamente se presenta en adultos mayores, pero es un síntoma que se presenta tanto en hombres como en mujeres y puede aparecer desde una edad temprana.

El 41% de las personas lo llega a presentar entre los 30 y los 60 años; de dicho porcentaje, en personas entre 30 y 60 años el síntoma se presenta en un 14 y 41%, en mayores de 60 años es un 23% y en el 43% de las personas mayores de 80 años.

Además, el 67% de las mujeres presenta goteos ligeros durante el embarazo y un 30% presenta incontinencia de esfuerzo después del parto.

El impacto de la incontinencia en la calidad de vida

Las personas con incontinencia pueden ver afectada su autoestima, ya que se sienten avergonzadas y viven su síntoma en secreto o en soledad.

Hay una percepción de pérdida importante de la feminidad o de la masculinidad.

Tener incontinencia implica reaprender a vivir y cambiar tanto sus hábitos como el estilo de vida general. Lo pueden percibir como la ausencia de la salud y el inicio de la vejez.

Por lo general, las personas con incontinencia comienzan a ir cada vez a menos reuniones, evitan las salidas, lugares muy concurridos o espacios al aire libre en los que no haya baños disponibles. Se vuelven ermitaños, es decir, tienden a aislarse erróneamente y piensan que el tener incontinencia es el principio de la decadencia en su salud.

Productos y ejercicios para considerar

En el mercado existen toallas y pantiprotectores TENA® especializadas para incontinencia, diseñadas para quienes tienen incontinencia ligera.

También puedes encontrar ropa interior desechable, diseñada para personas que todavía son móviles y presentan incontinencia moderada.

En el mercado puedes encontrar TENA Pants, ropa interior desechable que ofrece la máxima protección, comodidad y discreción. Dentro de su línea de productos, cuenta con TENA Pants Mujer y TENA Pants Discret Beige, ambos ropa interior desechables diseñadas para mujeres y que brindan la facilidad de poner y quitar tal como tu ropa interior habitual, así como ofrecen una mayor movilidad y discreción para personas activas. Están hechos con materiales respirables para mayor comodidad, absorben líquidos y neutralizan olores gracias a su gel súper absorbente.

También existen los protectores anatómicos (mejor conocidos como pañal para adulto), los cuales están diseñados para personas postradas que requieren asistencia para realizar un cambio de producto. Todos éstos, cuentan con una tecnología especializada en absorber orina, gelatinizarla y neutralizar olores para la seguridad y protección de los usuarios.

Finalmente existen diversos ejercicios, como los de Kegel, que se enfocan en fortalecer los músculos del suelo pélvico y ayudan a reducir el síntoma siempre y cuando se hagan con un fin preventivo.

Si este contenido es de tu interés no olvides suscribirte a nuestro newsletter, donde recibirás información relacionada con la salud, cuidado personal y avances de la industria farmacéutica.

Compartir nota en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Notas relacionadas

Los inicios de esta empresa se instauraron en octubre de 1943, NADRO inició su historia en el centro histórico de la Ciudad de México, su fundador Don

En NADRO, sus colaboradores son un eslabón importante porque en la empresa son conscientes de que “el verdadero valor de toda empresa no consiste en su potencial

#SaludNadro

Síguenos en nuestras redes sociales